Tipos de autorizaciones para el transporte público

El transporte de pasajeros y mercancías por carretera está regido por la LOTT y su posterior modificación, la ROTT. En ambas leyes se establece que para poder realizar cualquier tipo de transporte, en sectores tanto públicos como privados, es necesario contar con una autorización. Es lo que todos conocemos como tarjeta de transporte.

Para obtener la tarjeta de transporte, los transportistas o las empresas que los contratan (o instituciones, ya que hablamos de lo público) deben solicitarlas de acuerdo a la naturaleza de su trabajo pero, sobre todo, a la flota de vehículos que tienen.

Es necesario recordar que la tarjeta de transporte debe solicitarse de acuerdo a cada uno de los vehículos que tengan.

Autorización de transporte público MDL

Cuando un transportista presta servicios por cuenta ajena para una empresa del sector público en un vehículo considerado como ligero (es decir, con un peso de 3,5 toneladas de MMA o menos), necesitará una tarjeta de transportes MDL.

Esta tarjeta, como bien se describe, permite que todos estos vehículos (principalmente las furgonetas) puedan trasladar tanto a pasajeros como a mercancías (según sea su finalidad) sin ningún tipo de problemas, siempre y cuando el servicio de preste por cuenta ajena.

Si se quisiera obtener una tarjeta MDL, será necesario:

  • Estar al día con Hacienda.
  • Estar dado de alta en el IAE.
  • Tener en propiedad el vehículo para el que solicitará la tarjeta.
  • No tener otras tarjetas de transporte.

Autorización de transporte público MDP

La P a diferencia de la L, ya no significa ligero, sino pesado. Y esto quiere decir que las tarjetas de transporte MDP están dirigidas a los transportistas que prestan su labor en vehículos de carga pesada; es decir, de más de 3,5 toneladas de MMA.

En este caso ya se habla de volquetes, de hormigoneras, de tractoras y demás vehículos pesados, que suelen ya tener un uso industrial o dedicarse al transporte de mercancías a una escala mayor.

Para su solicitud, ya se necesitan otras tantas documentaciones:

  • Honorabilidad.
  • Capacidad económica.
  • Hacerlo a través de un gestor.
  • Equipamiento físico e informático.
  • Algunas obligaciones de índole fiscal, laboral o social.
  • No tener otras autorizaciones de transporte vigentes.

Fundador de Gevepro

Experto con más de 7 años de experiencia en el sector de la automoción, logística y transporte. Mi profundo conocimiento y experiencia me han consolidado como una figura clave en la industria.

Soy el fundador de Gevepro.com, web referente a nivel nacional dedicada al sector de los vehículos, donde ofrezco desde servicios de matriculación, homologación y trámites de vehículos hasta guías y recursos esenciales para aficionados y profesionales del motor.

Escanea el código