Saltar al contenido

¿Se puede conducir un coche a nombre de un fallecido?

Si bien la respuesta corta sería un sí, para efectos legales sería un no definitivo. ¿Por qué un sí? Porque la geografía española está repleta de casos e historias de conductores que llevan y traen el coche de un familiar que ha fallecido recientemente o hace 5 años, sin aparentes consecuencias.

Pero sí, hay muchas consecuencias, y todas negativas. La ley es tajante con respecto a conducir el coche de un titular que ha fallecido, y lo mejor del caso es que coloca todas las soluciones posibles de acuerdo a cada caso, por lo que no merece la pena arriesgarse a las multas pertinentes a esa situación. Porque sí, las multas son bastante importantes y la situación puede llegar a ser complicada desde el punto de vista legal.

¿Qué debe hacerse para conducir correctamente el coche de un familiar fallecido?

Según el Reglamento General de Vehículos, cuando el titular de un vehículo fallece, se tienen hasta 90 días para comunicarlo a la Oficina o Jefatura Provincial de Tráfico. Esto lo hará el que haya quedado como conductor de coche, hasta que mediante herencia o adjudicación legal se decida quién será el propietario definitivo. Cuando eso suceda, se tendrán 90 días adicionales para obtener el nuevo permiso de circulación.

Si no se hacen ambos cambios (en caso de que el titular definitivo posterior al fallecimiento del dueño original), serán dos notorias multas que caerán sobre el conductor del coche.

Casos puntuales

Como se decía al inicio, hay muchos casos de personas que conducen el coche que les ha dejado su abuelo, su padre, pero que no por ello han realizado el cambio de titularidad ni han sacado un permiso de circulación a su nombre, sino que para fines legales el titular sigue siendo el pariente fallecido.

Y aunque cuando no pasa nada, y cuando no es detectado el caso por Tráfico, todo estará en calma, los problemas no tardarán en llegar apenas la situación lo amerite.

Si se tiene un accidente, no se podrá contar con el seguro (porque no está a su nombre). Si es multado por cualquier infracción y se lo lleva una grúa, no se podrá pasar recogiendo el coche porque sólo puede hacerlo el titular. Si se quiere dar de baja o traspasar el coche, tampoco podrá hacerse nada.

Documentación necesaria para transferir el coche de una persona fallecida

Además de la documentación habitual (que explicamos más a fondo – cambio de nombre coche) se deberá aportar el testamento o herencia y los modelos 660 y 650 (impuestos de sucesiones).

NOS ENCARGAMOS POR TI? Ponte en contacto con nosotros aquí

Últimas Noticias de Actualidad de Nuestro Sector

Ponte en Contacto con Nosotros AQUÍ

Abrir chat