Saltar al contenido

Pagar multas DGT

Por exceso de velocidad, por superar la cantidad mínima de alcohol en la sangre en el alcoholímetro, por saltarse un semáforo o por usar el móvil mientras conduces, las multas son muy diversas tanto en cuantía como en la forma en que se detectan. Pero todas hay que pagarlas.

Anteriormente, pagar una multa de Tráfico era sinónimo de ir a una oficina y tomarse una mañana de paciencia para hacerlo, ya que a veces estos trámites no son nada agradables.

Hoy, hay tantas maneras de hacerlo que, exceptuando lo malo de pagar la deuda y de haber cometido la infracción, podría decirse que es muy cómodo y sencillo.

Indice de Contenidos (haz clic para desplegar)

Sobre el pago de las multas

Todos los ejemplos anteriores derivan en multas de entre 100 y 200 euros, siendo las más comunes.

Cuando se ha recibido la notificación por la infracción, lo mejor es pagarla dentro de los primeros 20 días naturales, ya que así se aplica una reducción del 50%.

En cambio, si se pagan en los 45 días ordinarios (entre el día 21 y el día 45 tras la recepción de la notificación, para ser precisos) se deberá pagar el monto total de la infracción. Finalmente, un 20% de recargo tras el plazo ordinario, encargándose la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, que es el momento al que nadie querrá llegar.

¿Cómo pagar una multa ante la DGT?

No es un trámite personalísimo, sino que cualquier persona con el número de expediente y la fecha de notificación podrá hacerlo, siempre que esté autorizado por el titular de la infracción.

Pero hoy, la tecnología abre muchas soluciones y lo más común es que las multas se paguen por vía telemática.

Código QR

La notificación de la multa tiene un código QR en una esquina. Al escanearlo desde el móvil, te llevará directamente a la página de pago. Con tu tarjeta de débito o crédito, al instante, la deuda estará saldada.

Web oficial de la DGT

En la sección de Pago de multas, utilizando Cl@ve, DNI electrónico o Certificado Digital, podrás revisar todas las multas, el historial, los pagos ya realizados o las devoluciones. Elige la multa correspondiente y se abrirá el portal de pagos. También, muy sencillo.

Otras formas

Por oficina, tanto de Correos (hay recargo de 1.5% y 2.25 euros por el trámite), entidades bancarias afiliadas o en las oficinas de Tráfico. En estas últimas, recuerda, no se acepta el pago en efectivo.

Finalmente, se puede pagar la multa al momento de la infracción, siempre y cuando sea la Guardia Civil la que la emita. Obviamente, es una forma ideal, porque se aplica la reducción del 50%.

NOS ENCARGAMOS POR TI? Ponte en contacto con nosotros aquí

Últimas Noticias de Actualidad de Nuestro Sector

Ponte en Contacto con Nosotros AQUÍ

Abrir chat