Saltar al contenido

¿Qué es el MOM o Masa de Orden en Marcha?

Dentro de los ámbitos técnicos y legales de tener un vehículo (sea un turismo, un camión o una furgoneta camperizada), hay algunos términos que por su importancia deben ser de común aprendizaje entre conductores y propietarios.

Uno de esos términos es, precisamente, MOM.

El MOM o Masa de Orden en Marcha es un dato de cómputo que se utiliza en algunos entes y también para fines informativos antes, durante y después de realizar trabajos técnicos y estructurales en el vehículo, que para resumir, es la suma de la tara del vehículo más el peso medio de un conductor (75 kg, según la legislación).

Es decir, que a la tara (masa total del vehículo, con su equipo fijo, su dotación completa de agua, lubricantes, combustibles, y sin pasajeros ni carga) se le suman 75 kilogramos, y el resultado será la Masa de Orden en Marcha.

Indice de Contenidos (haz clic para desplegar)

Importancia del MOM y el MMA

Muchas personas se preguntan para qué debo saber qué es el MOM, si pareciera que no se usa en ningún lado. Y pues, nada más lejos de la realidad.

Uno de los datos importantes a calcular es la relación que existe entre el MOM y el MMA (Masa Máxima Admisible), a menudo también encontrado como Peso Máximo Autorizado, que es el peso máximo que debe tener un vehículo, de acuerdo a la ley y al fabricante.

Allí, de nuevo, entra el concepto del MOM.

Y es que el MMA lo dicta el fabricante y se puede encontrar en la ficha técnica de un coche. Mientras tanto, el MOM se calcula como la tara más el peso medio de un conductor.

Pero para fines informativos, y también para evitar incurrir en una falta que amerite sanción, la MMA es la suma máxima de MOM y la carga útil. Es decir, que si un vehículo tiene una Masa Máxima Admisible de 3.000 kg y la Masa en Orden de Marcha es de 2.850 kg, la carga útil no debe superar los 150 kilogramos, porque sino se sobrepasaría la MMA, y se estaría cometiendo una infracción.

Otros usos del MOM

La utilidad de conocer el significado del MOM suele estar asociada a saber calcularlo o entender qué factores entran en consideración, puesto que algunas fichas técnicas o en algunos documentos o trámites, se puede expresar el peso del vehículo mediante este dato.

Pero más allá de eso, hay otros usos del MOM.

Obtención del carnet de conducir

Algunos tipos de carnet de conducir de motos, camiones y coches en general establecen una relación máxima de potencia y peso para que el ciudadano esté habilitado para conducir.

Es decir, que algunos vehículos no los podrá conducir porque su relación potencia/peso es superior a la que su carnet de conducir estipula como máximo.

Es bueno saberlo, ya que muchas veces se calcula teniendo en cuenta la potencia y la masa de orden en marcha.

Homologaciones ante la ITV

Algunas homologaciones ante la ITV influyen en la estructura o en aspectos técnicos del vehículo. Sin embargo, muchas de ellas no deben notificarse conforme dicta la ley, sino que se anotan mediante diligencias, ya que no se consideran reformas.

Muy a menudo, estas homologaciones que no necesitan notificarse ante ITV como reformas tiene relación con el hecho de que no superen un porcentaje del MOM. Por ejemplo, los aislamientos y panelados interiores de un coche o una furgoneta no se consideran reformas si el peso de tales añadiduras es inferior al 5% con respecto al MOM.

Últimas Noticias de Actualidad de Nuestro Sector

Ponte en Contacto con Nosotros AQUÍ