Leasing de Coches

A la hora de comprar un coche nuevo una de las opciones que se nos presentan es la del leasing del coche, esto es una manera de financiar la compra de forma flexible y que debes conocer si no lo haces.

Qué es el leasing de coches

Vamos a pensar en el leasing como una especie de alquiler, de hecho, la palabra leasing la podemos traducir como arrendar. Nos van a ceder un bien, en este caso, el coche, por el pago de unas cuotas.

La novedad es que no tenemos que hacer frente al pago de una entrada, las cuotas son más bajas que en el caso de un préstamo y suele tener una duración de 4 o 5 años, aunque si es cierto que algunos concesionarios lo limitan a 36 meses.

Al terminar ese periodo tenemos dos opciones, o quedarnos con el coche, para ello debes pagar lo que falte de abonar por el coche o no quedarnos con él y suscribir (si queremos) un nuevo contrato de leasing con otro coche.

Ten en cuenta quien nos ha “prestado” el coche ha sido la entidad financiera, por lo que se incluyen los intereses en ese caso. Esta es una de las grandes diferencias con las empresas de renting que también son muy famosas en el mundo de la compra de vehículos.

Consejos a la hora de escoger un leasing

Siempre es aconsejable tener varias cosas claras antes de firmar el contrato. Es posible que te quieran incluir un límite anual de kilometraje, obviamente lo necesitas saber.

Como si de un préstamo se tratara, también es conveniente saber qué tipo de intereses se van a aplicar, ya que puede variar de un concesionario a otro.

Saber la cuota final en el caso de que queramos quedarnos con el coche también es un punto que debemos tener claro antes de iniciar el proceso, por ver si nos compensa o estaríamos pagando de más.

Indice de Contenidos (haz clic para desplegar)