Saltar al contenido

Cuánto vale el cambio de nombre de una moto

Una de las principales dudas que surgen a la hora de comprar o vender una moto de segunda mano es sin lugar a dudas el coste del cambio del nombre, algo que está supeditado al tipo de moto y a la cilindrada.

Aunque este tipo de trámites suelen realizarse por las asesorías de cada empresa de compra venta, los particulares deben tener en cuenta los trámites y tasas que se deben abonar para cambiar la titularidad con garantías.

De este modo, para los ciclomotores que suelen tener por lo general una menor cilindrada de unos 50cc, el coste medio del cambio de nombre es de algo menos de los 120 euros (estaría exento del pago del impuesto de transmisiones patrimoniales o ITP), mientras que para motos y scooters de mayor cilindrada (a partir de 125 cc) sería de 150€ más el ITP (si es entre particulares y el vehiculo tiene más de 10 años no pagaría este impuesto), aunque puede variar según la comunidad autónoma, consúltanos antes de hacer nada.

Impuesto por cambiar la titularidad a una moto

Junto a la tasa del cambio de nombre de una moto, hay que añadir el correspondiente impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620 en Hacienda) que dependiendo de la comunidad autónoma donde se realice, puede variar entre el cuatro y el ocho por ciento.

Adicionalmente, si la moto comprada procede de territorios como Melilla, Ceuta o las Islas Canarias, es necesario abonar un impuesto en concepto de certificado de aduanas.

Documentación necesaria para cambiar de nombre de una moto

Es necesario dar de alta la moto antes de venderla, algo que sucede habitualmente en aquellas que llevan paradas varios años o hayan sido dadas de baja temporal, siendo además obligatorio pasar la ITV, lo que en algunos casos precisa de un seguro provisional. Además es necesario aportar el original y fotocopia del pago del impuesto de circulación, el permiso de circulación de la moto, ficha técnica y el contrato de compraventa (factura en el caso de que compres la moto a un profesional).

Se deberá acudir con lo anterior y aportar además una copia en la DGT del contrato de la venta entre las partes, junto a las copias del DNI de cada uno, tanto del vendedor como del comprador. Sin olvidar llevar el justificante de haber abonado el impuesto en Hacienda, el de aduanas si procediera, y cualquier otro documento legal (como por ejemplo un testamento) que justifique la titularidad del vendedor.

NOS ENCARGAMOS POR TI? Ponte en contacto con nosotros aquí

Últimas Noticias de Actualidad de Nuestro Sector

Ponte en Contacto con Nosotros AQUÍ

Abrir chat