¿Cuáles son los principales desafíos del mundo de la automoción?

La industria de la automoción es un sector en constante evolución y este año ha dejado claro que esos cambios van más deprisa que nunca.

De hecho, ha provocado una redefinición del segmento de la automoción al remodelar todos sus pilares: desde la sostenibilidad, las nuevas tecnologías y tendencias, hasta la producción y la distribución. ¿A qué retos se enfrenta el mundo del automóvil?

Sostenibilidad

La sostenibilidad es, y sigue siendo, uno de los principales retos de la industria. El sector del automóvil es el más contaminado del mundo y urge diseñar un plan para avanzar hacia un modelo de producción más respetuoso con el medio ambiente.

Este cambio exige que los fabricantes se adapten al nuevo contexto mundial y rediseñen sus procesos de producción para que sean más respetuosos con el medio ambiente, sin dejar de satisfacer las necesidades actuales de los vehículos.

Un buen ejemplo de ello es el compromiso adquirido por la UE en 2024 de reducir en un 20 % las emisiones de CO2 derivadas de los nuevos coches antes de 2030.

Tendencias de consumo

Como hemos visto, con la pandemia, el comportamiento de los consumidores ha cambiado.

La gente busca ahora vehículos con normas de seguridad más estrictas y ha aumentado la preferencia por los coches eléctricos.

Estos nuevos cambios provocados por la pandemia han obligado a los productores a reorientar sus recursos, a pensar de forma más innovadora y a ofrecer vehículos con más y mejores estándares de seguridad y resistencia, así como modelos más eficientes y mejor adaptados a las circunstancias actuales.

Nuevas Tecnologías

La incorporación de las nuevas tecnologías en el diseño de los vehículos es otro reto para la industria que los fabricantes ya están poniendo en práctica.

La continua evolución de la digitalización, la electrónica y el uso de tecnologías interconectadas están transformando la industria del automóvil.

De hecho, desde los vehículos autónomos, hasta un mayor uso de la analítica de big data en el desarrollo de nuevos modelos, la revolución tecnológica ha tenido un profundo efecto en el sector.

Actualización del parque

El parque en circulación es uno de los principales factores que influyen en el sector de la automoción.

Como consecuencia de la pandemia, la gente ha tenido que reducir el presupuesto destinado a sus vehículos y, en consecuencia, muchos han tenido que optar por modelos más básicos.

Además, los coches de segunda mano se han hecho cada vez más populares y esto ha obligado a los fabricantes a pensar en estrategias innovadoras para seguir esta nueva tendencia.

Empleo

Sin duda, el aumento de la automatización en los procesos de producción ha tenido un efecto sobre las oportunidades de empleo en la industria del automóvil.

Con la aparición de tecnologías cada vez más automatizadas, existe la posibilidad de que en el futuro el sector requiera cada vez menos personal.

Aunque, al mismo tiempo, la automatización de determinados procesos también supondrá la apertura de nuevas oportunidades de empleo en el sector de la tecnología limpia, de las que se beneficiarán personas de muy diversa procedencia.

Por ello, invertir en una formación continua de la mano de obra, más centrada en la tecnología y la sostenibilidad, será probablemente la mejor manera de garantizar un futuro próspero para el sector de la automoción.

Factores geopolíticos

Los factores geopolíticos desempeñan un papel importante en la industria de la automoción, ya que la venta y producción de vehículos se ve influida por las distintas políticas internacionales, los mercados y las fluctuaciones monetarias.

La crisis COVID-19 ha hecho que estos factores sean aún más importantes, ya que el descenso de la demanda, la disminución de la movilidad y el resurgimiento del proteccionismo han repercutido en la industria del automóvil.

Por eso es necesario tener un mayor conocimiento de los acontecimientos geopolíticos, para predecir y adaptarse a los cambios en curso antes de que se manifiesten en el sector.